Nueva Generación del Folklore

Un encuentro con las nuevas expresiones culturales

ARGENTINO LUNA, A DOS AÑOS DE SU PARTIDA

Por José Ariel Forqueira

Argentino Luna falleció en la Fundación Favarolo el 19 de marzo de 2011

Argentino Luna falleció en la Fundación Favarolo el 19 de marzo de 2011

Rodolfo Giménez, más conocido por su nombre artístico Argentino Luna  nació en General Madariaga, Buenos Aires el 21 de junio de 1941  fue un cantor y compositor argentino. Hijo de campesinos peones de campo, Esperanza Castañares y Juan Lino Giménez. Su niñez y adolescencia transcurrieron en La Pampa y la costa atlántica, en la ciudad de Villa Gesell donde en 1947 trabajó como peón en un arenero.

Nunca estudió música, su talento fue espontáneo y de autodidacta. La clave de la milonga la aprendió de sus coterráneos criollos: grabó más de 300 canciones: cifras,huellas, milongas, triunfo, zambas, etc. Siendo en muchos casos su estilo muy semejante al de un payador. Su primer gran éxito fue “Zampara decir adiós”.

En su carrera recorrió su país y también Japón, Costa Rica, Panamá, Uruguay, Estados Unidos, Brasil y Paraguay, entre otros. Recibió premios como la Palma de Plata, el Limón de Oro, el Gardel de Oro, el Charrúa de Oro, y fue nombrado ciudadano ilustre en su pueblo natal, donde también el escenario de la Fiesta del Gaucho, lleva el nombre del artista. A lo largo de su carrera, Argentino Luna escribió letras a su rancho, a sus nietos, a su mujer y a lo cotidiano de la vida…pero hubo un tema que el mismo decía ser “su tema privilegiado” Capitán de las Espigas, dedicado a la memoria de su padre, un hombre tarabajdor y sabedor de las cosas de campo como nadie.

Ha sido y será habitante de los silencios de los pueblos, ellos guardan su cancionero, ha sembrado en buena tierra, el corazón de su gente a hecho germinar la semilla de la copla y canto que el desparramó para que florezca en la llanura bonaerense. El Negro Luna  seguirá cantando porque ese ha sido el destino que eligío, solamente era, un paisano cantor de los pagos de Madariaga, de allí partío un día para volver consagrada y aclamado por su propia tierra, por su propio suelo.

El Negro de Madariaga fue canto, voz y hombre rural

El Negro de Madariaga fue canto, voz y hombre rural

Argentino Luna, sabe porque canta  y sabe a la manera de Violeta Parra que su propio canto es el canto de todos. Más de trescientas canciones grabadas, huellas, milongas, zambas, canciones,  triunfos, cifras y poemas entre otros ritmos criollos han hecho nido en la guitarra de este poeta, andariego y soñador.

Nos dejó físicamente el Sábado 19 de Marzo de 2011, pero don Argentino Luna, seguirá andando de pueblo en pueblo, en el corazón de su gente, cuando un cantor empuñe una guitarra y entone los versos de algunas de sus canciones.

Argentino Luna llego a la canción, a la copla para quedarse en la memoria de su gente, de su pueblo, su voz y su guitarra ya son parte del paisaje cultural de los argentinos. El largo camino recorrido de su cancionero nos pone frente a un hombre y su destino.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: