Nueva Generación del Folklore

Un encuentro con las nuevas expresiones culturales

EL RECUERDO AL PAYO SOLÁ

El 19 de marzo de 1962 muere el Payo Solá

El 19 de marzo de 1962 muere el Payo Solá

El 19 de marzo de 1962 muere Gustavo Adolfo Solá, bandoneonista, guitarrista y compositor, intérprete del folklore del norte argentino. El mítico “Payo Solá”. Solá nació en Cafayate, Salta el 31 de enero de 1908. Fue autor de una vasta obra en la que destacan sus temas “La marrupeña” y “La Solís Pizarro”. Fue uno de los principales animadores de la vida cultural salteña y gran impulsor del boom del folklore de las décadas del 50 y 60. El Payo Solá falleció en Banfield, a los 54 años de edad.

Gustavo Adolfo Solá, más conocido como El Payo Solá,  fue un compositor, bandoneonista y guitarrista salteño, intérprete de música floklórica Argentina escrita en su totalidad por él mismo. Está considerado como uno de los precursores del boom del folklore argentino producido a partir de la década de 1950. Es autor de canciones que integran el cancionero folklórico tradicional como “La marrupeña” y “La Solís Pizarro”. Su hijo, Juan José Solá, “el Payito Solá”, escribió en su homenaje la zamba “Carpas de Salta”, mientras que Horacio Aguirre y Hugo Alarcón compusieron “El que toca nunca baila”, que lo menciona atribuyéndole la frase del título.

El Payo fue un referente importante en las décadas ’40 y ’50 en lo que se refiere a Salta, representaba para muchos la presencia de la música en todas sus manifestaciones populares, y su nombre se lo ligaba al folklore local,El Payo Solá dejó transcurrir su vida entre melodías y se marcho de la escena en silencio, pensando tal vez en los acordes solemnes de una marcha fúnebre. Su recuerdo es algo permanente, puesto que su nombre y su figura, surgen por doquier, Atahualpa Yupanqui lo inmortaliza con Pablo del Cerro en “La Payo Solá” zamba editada el 15 de julio de 1970. Luego Oscar Valles ex integrante de los Quilla Huasi compone la zamba “Del mismo palo”. Y como un remate en su honor Horacio Aguirre y Hugo Alarcón componen “El que toca nunca baila”. Sus hijos Terucha y Payito Solá componen la zamba “Cafayate hecha Nostalgia” la cual fue ganadora del concurso de Zambas realizado en Salta en la Carpa de Abán en 1997; en una de sus estrofas nos dice: “. y al salir de Cafayate / se me afloja el corazón / siendo el Payo en la alameda / que me vadiciendo adiós.

En la segunda mitad de la década de 1950 formó el conjunto Los Musiqueros del Tiempo de Ñaupa, con Polo Giménez en piano, Atuto Mercau Soria en guitarra) y él mismo en bandoneón, con las voces de Pepe Consoli  y Abel Figueroa este último también en guitarra.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: